Nunila y Myriam nos descubren que el verdadero final feliz exige acabar con los viejos cuentos de la sociedad patriarcal.

El machismo se alimenta esencialmente de cuentos. De mitos y estereotipos sobre cual debe de ser el papel social de la mujer y sus aspiraciones en esta vida. Por eso, en las tradicionales historias infantiles, cuando las protagonistas femeninas lograban casarse con “el príncipe azul”, se le suponía una vida feliz en la que las perdices se convertían en un ingrediente clave de su dieta alimenticia. Enlazarse al yugo del matrimonio debía de ser su aspiración máxima en esta vida.

Por desgracia, las “Cenicientas”, “Blancanieves”, “Caperucitas”,… y tantas terriblemente machistas historias de la literatura tradicional infantil siguen siendo en el Siglo XXI herramientas para la transmisión de valores, sobre todo en el entorno familiar.

Todas acabábamos descubriendo que en la vida real las perdices acababan indigestándosenos, en una familia diseñada para convertirnos en esclavas. Pero en la mayoría de las ocasiones, cuando la realidad se nos hacía evidente, resultaba ya demasiada tarde.

Por eso queremos aplaudir el esfuerzo esclarecedor de Nunila y Miriam, que han indagado en la vida post-matrimonial de las pacatas y recatadas protagonistas de nuestros cuentos infantiles, para desvelarnos el verdadero final de un cuento que deberíamos conocer para cambiar la historia más vieja de la humanidad: la de la explotación de la mitad de la población por la otra mitad.

Gracias a Nunila y a Myriam por su cuento, que nos presentaron en Almería el Viernes 8 de Mayo en el IES Alhadra y que reproducimos aquí en pdf.

Si te gusta puedes ir al sitio WEB  de las autoras y comprar un ejemplar. Solo tienes que pulsar aquí.

Cientos de estudiantes almerienses contra un tratado que consagra el carácter clasista de nuestra Universidad.

Nuestro sistema educativo hace aguas por todas partes. En eso hay consenso general. La causa es una intencionada política de de acoso y derribo al sistema público de enseñanza, que es asfixiado económicamente, mientras las leyes proclaman bonitos propósitos imposibles de realizar si no se cuenta con suficientes medios humanos y materiales. El consenso ha sido claro en todos los gobiernos desde hace años: llevar cada vez más a la basura al sistema público, en el que estudian mayoritariamente los hijos de los obreros, mientras se fortalece una enseñanza privada diseñada para los hijos de una élite con suficientes ingresos económicos para permitírsela. El Tratado de Bolonia es el último paso en la mala dirección (para los hijos de los menos afortunados). Pero no todo está dicho. La fuerza y las ganas de movilización que mostraron los estudiantes almerienses el 13 de Noviembre, en la concentración que se llevó a cabo en la Universidad de Almería, promete una resistencia que no pondrá fácil a los oligarcas europeos y sus gobernantes el que se lleve a cabo esta nueva vuelta de tuerca en el deterioro del sistema público de enseñanza.

Contra Bolonia Un estudiante de la Universidad de Almería nos envía un relato de cómo transcurrió esta primera jornada de lucha contra “Bolonia” en la Universidad de Almería. “A la hora prevista un nutrido grupo de estudiantes (centenares) y algunos profesores andaban por la zona propuesta, alrededor del auditorio. Los propulsores de la movilización en Almería no sabíamos a qué atenernos, pues no se le estaba dando tanta difusión como en otras ocasiones. En cualquier caso la pegada (más…)

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.